miércoles, 1 de octubre de 2008

Michael Jordan

Se trata sin duda del más grande y mejor jugador de todos los tiempos. Michael Jeffrey Jordan nació en Nueva York el 17 de Febrero de 1963 y desde antes de jugar en la NBA, nike apostó por él, puesto que sabían que no tardaría en hacerse un hueco en la liga y convertirse en una leyenda. Ganó seis anillos con Chicago Bulls, promediando 30.1 puntos por partido en toda su carrera, el mayor promedio en la historia de la liga. Además, también ganó 10 títulos de máximo anotador, 5 MVP de la temporada, 6 MVP de las Finales, nombrado en el mejor quinteto de la NBA en diez ocasiones, en el defensivo nueve veces, líder en robos de balón durante tres años y un premio al mejor defensor de la temporada. Además de esto Michael se convirtió en un icóno para el deporte pues apareció en la revista Sports Illustrated en 49 ocasiones y fue nombrado mejor deportista del siglo XX.
Desde muy temprana edad, Jordan se mudó junto a sus padres y sus hermanos a North Carolina, donde estando en el instituto, empezó a jugar al baloncesto al beisbol y al fútbol americano después de ser excluido del equipo en su segundo año por medir 1 80, volvió a jugar al verano siguiente con 1 90 y promedió un triple-doble: 29,2 puntos, 11,6 rebotes y 10,1 asistencias, y fue seleccionado en el McDonald's All-American Team en su año como senior. Gracias a esto fué seleccionado en el McDonald´s All American Team.
Recibió una beca para estudiar en la universidad de Notrh Carolina donde jugó al baloncesto siendo nombrado, al final de temporada, el mejor novato del año.
Jordan fué todo un éxito en su primer año en la NBA, con un promedió de 28,2 puntos con un porcentaje del 51,5 y su juego espectacular y ofensivo, Michael encandiló al público y fué elegido como titular en el All Star Game. Al final de esa temporada, se llevó tambien el premio a mejor rookie del año.
Su segundo año se lo pasó lesionado hasta la postemporada donde los Bulls fueron eliminados por los Celtics en primera ronda. A pesar de esto, Jordan anotó en el segundo partido de estos playoffs 63 puntos consiguiendo el récord de puntos logrados jamás en postemporada. Tras este partido, Larry Bird no pudo decir otra cosa que " He visto a Dios disfrazado de jugador de baloncesto".
En su tercera temporada, vino con ganas de batir récords y promedió 37,1 puntos de media por partido siendo el segundo jugador después de Chamberlain en conseguir 3000 puntos en una temporada.
En la temporada 1987-88, ganó su primer MVP y el premio a mejor defensor del año promediando 35 puntos , 52,5 % de anotación, 1,6 tapones y 3,16 robos. Desgraciadamente su equipo quedó eliminado en semifinales por los "Bad Boys".
En el 1990-91 consiguió su segundo MVP además de su primer anillo al barrer en el último cuarto del séptimo partido a los Pistons.
Ganó las finales de los dos años siguientes con sus respectivos MVPs hasta que en el año 1993 se retiró para dedicarse al beisbol.
No tardó en darse cuenta que él había nacido para el baloncesto asi que aparcó el bate en una esquina de su habitación y se calzó las nike para volver a las canchas.
Estuvo jugando hasta el 1999 y dejó jugadas como aquella canasta sobre la bocina ante los Jazz. Ganó numerosos MVPs de las finales y acabó con 6 en su carrera, tantos como anillos.
En el 2000 volvió después de retirarse por segunda vez, solo que en esta ocasión con el dorsal 23 de los Washignton Wizards. En Febrero del 2003 se convirtió en el primer jugador en anotar 40 o más puntos con 40 años. En el All Star de ese mismo año, Vince Carter le cedió a "Air" su plaza como titular en el All Star Game, cuya ceremonia de descanso fue dedicada a él.
Jugó en philadephia su último encuentro frente a los 76ers de Iverson. En los últimos minutos todo el público le hizo una gran ovación a Jordan.
En la actualidad es el co-propietario de los Charlotte Bobcats.



1 comentario:

El Ñako aka Mr NBA dijo...

Increíble. El mejor de todos los tiempos, incluso mejor que CHamberlain, sobre todo por la diferencia de época, en la que mantenerse con más de 30 puntos es casi imposible.